Diócesis de Matagalpa

100 años de camino de fe


Julio Portocarrero A.

En el contexto de la celebración del novenario a la Purísima Concepción de María, la noticia llegó. Era el 2 de diciembre de 1913 y mediante la “Bula de Erección de la Nueva Provincia Eclesiástica Managüense en América Central”, el papa Pío X nombra a Nicaragua Provincia Eclesiástica.

Managua pasa a ser desde entonces arquidiócesis y sede de la nueva Iglesia local, que anteriormente pertenecía a la Provincia Eclesiástica de Guatemala.

“Esto significó un reconocimiento al proceso de maduración de la Iglesia en su trabajo pastoral en estas tierras nicaragüenses, pues cuando nacen (…) nuevas diócesis es signo de que hay capacidad en ese territorio”, comenta el sacerdote Víctor Morales Noguera, secretario ejecutivo del departamento de Comunicación de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN).
Trienio de preparación
1531 En ese año se creó la Diócesis de León (primera de Nicaragua) y abarcaba también el territorio de Costa Rica. Su primer obispo fue el venerable Diego Álvarez de Osorio, quien murió en León Viejo. Esta primera diócesis colindaba con la Diócesis de Santa María del Darién, en Panamá. León forja el corazón del cristianismo en Nicaragua.
Previo a la celebración del Centenario de la Provincia Eclesiástica de Nicaragua, que la Iglesia católica celebra hoy, se realizaron tres años de preparación pastoral, que iniciaron en diciembre de 2010. Para ello se nombró el Año de encuentro con Cristo Profeta en la Palabra (diciembre 2010-diciembre 2011), el Año de encuentro con Cristo en la Eucaristía (diciembre 2011-diciembre 2012) y el Año de encuentro con Cristo en la fe y la caridad (diciembre 2012-hoy).

Según el sacerdote Boanerges Carballo, en todas las parroquias se promovió el conocimiento del tiempo histórico que comprende el centenario y se invitó a la reflexión de mirar el futuro con un compromiso misionero.

Hasta esa fecha Nicaragua estaba constituida como una sola diócesis, la cual había sido creada en 1531 en León. Sin embargo, el nombramiento del papa Pío X significó la división de ese territorio eclesial.

“Por decisión del papa se dividió en cuatro circunscripciones eclesiásticas: León, Granada, Vicariato Apostólico de Bluefields y la Arquidiócesis de Managua”, explica el sacerdote Boanerges Carballo, canciller de la curia de Managua.

Según Carballo, este nombramiento significó asumir el reto de crecer pastoral y orgánicamente, así como el compromiso de la fe de los fieles de un grupo de diócesis. “Fue como iniciar a poner las bases del crecimiento de una Iglesia local”, comenta Carballo.

PREOCUPACIÓN PAPAL

La principal motivación del papa Pío X —según el sacerdote Erling Hernández, quien es secretario adjunto de la CEN— era que los fieles de la Iglesia local de Nicaragua tuvieran una mejor atención.

“La bula es clara cuando el papa dice que desea asegurar pastores que puedan atender mejor a todo el territorio que ya era grande, y para el cual no era suficiente un solo obispo”, explica Hernández.

El nombramiento del papa se dio en un momento en el que Nicaragua concluía una etapa difícil durante el gobierno de José Santos Zelaya.

“La Iglesia había pasado por momentos difíciles. Se habían expulsado a muchos sacerdotes, se había prohibido el uso de las sotanas (…) y había un cambio realmente social con toda la influencia que traía el liberalismo de promulgar un estado laico”, explica el secretario adjunto de la CEN.

La erección de la Provincia Eclesiástica significó no solo cambios eclesiales, sino también el asumir los retos sociales de ese periodo histórico.

Con el tiempo, la nueva Iglesia local fue adquiriendo su identidad. “Ha ido caminando en la historia del pueblo nicaragüense y ha asumido como suyos los sufrimientos y los gozos ”, expresa Hernández.

PRIMER CENTENARIO

Los aires decembrinos sacuden continuamente las palmeras que están frente a la Catedral Metropolitana de Managua.

Es mediodía y los fieles que salen de la misa se entretienen con el ajetreo continuo del equipo técnico que prepara todos los detalles logísticos de lo que será hoy la celebración del Primer Centenario de la Provincia Eclesiástica de Nicaragua.

Jeffrey Zúniga asciende por una escalera para colocar un banderín en una de las palmeras. Él es referente de la pastoral juvenil en San Marcos y junto con unos amigos viajaron a Managua para apoyar las preparativos del Centenario.

“Llegar a esta celebración tan hermosa significa primero haber alcanzado una madurez como Iglesia local, como Iglesia nicaragüense, pero también es un signo de compromiso para buscar nuevos horizontes de evangelización. Es un

momento de tirar las redes”, comenta.

Como Zúniga, decenas de voluntarios trabajaban ayer desde horas de la mañana en los predios de la Catedral, pues hoy, frente a esta, se realizará una solemne eucaristía por el Centenario de la Provincia Eclesiástica, la cual será presidida por el cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez, arzobispo de Santo Domingo y presidente de la Conferencia Episcopal de República Dominicana.

El cardenal López —quien se encuentra en Nicaragua desde el sábado— representará al papa Francisco en esta celebración.

“El santo papa, cuando no puede asistir a un país al que se le ha invitado, delega a un cardenal o a un nuncio para que lo represente. En este caso vino el primado de América, que es el cardenal López”, explica el sacerdote Héctor Treminio, párroco de la Catedral Metropolitana de Managua.

ACCIÓN DE GRACIAS

En la eucaristía que, según Treminio, iniciará a las 10:00 a.m., participarán todos los obispos de la CEN, el clero y obispos de Centroamérica y Panamá.

El párroco de la Catedral no estima la cantidad de fieles que asistan a esta celebración. “Es impredecible”, afirma. Sin embargo, menciona que llegarán delegaciones de todos los puntos de la geografía nicaragüense.

El acto de celebración iniciará a las 8:00 a.m. y se contará con la participación de algunos ministerios de música que estarán animando a los presentes, como una preparación a la misa que será el acto central de la celebración.

“Invitamos a todo el pueblo de Dios para que lleguen a los predios de (la) Catedral. (…) Este es el acto central”, invitó ayer a los fieles de la Basílica La Asunción de María en Masaya, monseñor Silvio Báez.

Según él, los 100 años de la Provincia Eclesiástica “abren una etapa para una Iglesia más comprometida, una Iglesia siempre al lado de su pueblo, una Iglesia profética, discípula y misionera de Cristo al servicio de la justicia, la verdad y la paz en el país”.

Para el sacerdote Boanerges Carballo, estos primeros 100 años de la Provincia Eclesiástica ha sido un tiempo lleno de la bondad de Dios.

“Hemos tenido excelentes pastores, ha habido un desarrollo de la actividad educativa de la Iglesia a través de las escuelas parroquiales y los institutos religiosos, una promoción social a través de dispensarios y comedores, y un crecimiento mayor del laicado”, comenta Carballo.

(Con la colaboración de Noel Amílcar Gallegos).

Comments

0 thoughts on “100 años de camino de fe”

Write a Reply or Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.