Diócesis de Matagalpa

“El Señor nos llama a colocar nuestra esperanza en su corazón amoroso”, Afirma monseñor Alvarez

“En el Sagrado Corazón de Jesús, debemos introducirnos todos los nicaragüenses e incluso los de otra religión o creencias para que el Señor sane las heridas que tenemos”, afirmó monseñor Rolando Alvarez, presidiendo la santa Misa en honor al Corazón de Jesús, el 8 de junio, en la casa de las “Hermanas de la Cruz del Sagrado Corazón”; congregación religiosa cuyo carisma es ser contemplativas con corazón Eucarístico y sacerdotal, puesto que dedican las 24 horas a contemplar el Santísimo sacramento y pedir por el mundo, de forma especial por los sacerdotes.

El Obispo presidió la Eucaristía acompañado por fieles de la ciudad de Matagalpa donde se ubica la única casa que ellas tienen en el país.

En la homilía explicó que la fiesta del Sagrado Corazón de Jesús, es la fiesta del amor de Dios a Nicaragua, puesto que el Señor llama a poner la esperanza en su corazón amoroso, no en hombres, “porque la esperanza sólo nos viene de Dios y en él únicamente la depositamos, pues aunque las expectativas humanas fallen, siempre permanecerá la confianza en Dios, quien aún los hombres le sean infieles permanece en todo momento fiel”.

“Sólo esperamos en el Señor, sólo en él confiamos y esperamos un milagro, ¿cuándo será y cómo sucederá? No lo sabemos, pero si perdemos la confianza en Dios estaríamos renunciando a nuestra identidad cristiana… Imploremos también para que el Corazón de Jesús sane nuestros corazones porque seguramente ya en Nicaragua hay corazones abiertos al odio, que provoca en primer lugar ver al otro como enemigo, a ese enemigo como un infierno y por lo tanto hay que eliminarlo”.

“Todo esto es lo catastrófico del odio, al punto que al único que vez si acaso como hermano es al de tu grupo, partido y pandilla, en eso descubrimos lo lamentable del odio y pedimos a Jesús que quienes tienen odio sean liberados. El odio mata en vida, convierte a la persona en un exterminador por ser causa de muerte, exterminio y destrucción. El Señor libere a Nicaragua”, reiteró.

Monseñor Alvarez, aseguró pensar que en una situación como la que atraviesa la nación, hay muchos corazones lastimados de uno y otro lado objetiva y subjetivamente, por tal razón hoy a la Iglesia pastoralmente le toca ser mediadora y testigo, mañana le tocará ser sanadora para que a través “de nuestro ministerio” el Señor sane las heridas de otros, porque hay muchos que ya ni se pueden ver en sus comunidades, municipios, país e Iglesia; hay muchos que se tienen odio.

En este punto motivó a todos los nicaragüenses e incluso no católicos a introducirse en el Sagrado Corazón de Jesús para que sane las heridas, “y si alguien tiene odio vaya con rapidez a introducirse en el corazón de Jesús. Por otra parte si vas a decir algo con objetividad, no olvides que aunque eso sea cierto, la verdad se dice con caridad”.

Finalmente y dirigiéndose a las religiosas, el Prelado mencionó que son Eucarísticas por excelencia, no sólo por celebrar Misa diario, sino porque su carisma es sacerdotal, entonces “el corazón de ustedes” va siendo formado y cristificado por el corazón sacerdotal de Cristo. “Pidamos al Señor todos los nicaragüenses que por los méritos del Sagrado Corazón vayamos siendo cristificados, además consagremos Nicaragua al corazón de Jesús y digamos: Jesús solamente en vos confiamos”.

Por: Manuel Antonio Obando Cortedano

Comments

0 thoughts on ““El Señor nos llama a colocar nuestra esperanza en su corazón amoroso”, Afirma monseñor Alvarez”

Write a Reply or Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>