Diócesis de Matagalpa

  “La unión nos hace fuertes”, reflexiones de monseñor Rolando Alvarez, para esta semana:

En el Evangelio del décimo domingo del tiempo ordinario encontramos las palabras de Cristo dirigiéndose a los escribas quienes pensaban que él estaba poseído: “¿Cómo Satanás puede expulsar a Satanás? Un reino dividido no puede subsistir” (San Marcos 3, 24).

Los antiguos romanos luchaban bajo una norma: “Divide y vencerás”, esa norma ha sido asumida por dinastías y dictaduras porque la división debilita, viene del demonio, por eso diablo viene del latín que significa divisor, es príncipe de los demonios y de la división, ante esto el pueblo de Dios debe estar muy atento a las dinastías que lo quieren dividir, pues el diablo es muy astuto, se presente como bello, noble, con palabras que endulzan el oído; el demonio es el padre de la mentira y aunque se presenta así de atractivo busca transmitir el veneno mortal de la serpiente del Génesis, y con todas estas estrategias busca dividir al pueblo, y el pueblo de Dios no se puede dejar engañar.

Como pueblo de Dios debemos pedir para que Lucifer, ángel de luz, no nos engañe, por lo tanto ante todas las estrategias del demonio, a los creyentes se nos presenta la virtud de la unidad, porque dice San Pablo: “Un solo cuerpo, un solo Dios, un solo Señor”.

“La unión hace la fuerza”, dice el refrán popular, y para los nicaragüenses esta es la hora de la unidad entrañable no divisible, que no conozca fisura, pues un pueblo unido se vuelve fuerte y no con la fuerza de la violencia sino de la mansedumbre, verdad y justicia. El hombre y la mujer de fe es fuerte en la unidad, inconmovible en la unidad. Este es el tiempo para no dejar resquicios a la división, haciendo e incluso a un lado la división religiosa.

Agradecemos desde ya a los no católicos por volver la mirada a la Iglesia en estos días; hemos visto a gente agnóstica, ateos, de otras religiones e incluso personas que laceraban a la Iglesia y que la condenaban volver su miraba a la Iglesia no por nosotros seres humanos, sino porque la Iglesia es cuerpo místico de Cristo e instrumento de salvación, hoy muchos vuelven su mirada al Señor y a su esposa la Iglesia. Bendito sea Dios.

Esos agnósticos no renuncian a serlo, los ateos tampoco, los indiferentes esperemos un día vuelvan, pero el Señor va haciendo que el pueblo confluya en el mismo pensar y sentir sin importar creencias, religiones, e ideologías, esto es un milagro de Dios. E incluso hemos sido testigo de gente histórica que tenían sus propias ideologías y que han dicho “nos hemos equivocado, hay que cambiar de ruta”, y aunque no renuncian a sus ideas confluyen todos en el mismo pensar y sentir.

Seamos claros; cuantos policías han dicho “yo regreso esa arma y no obedezco esa orden”, de esa manera no se dejan llevar por la violencia e inconsciencia, son muchos, no crean que son pocos los que se dan cuenta que no pueden obedecer a un capricho y han reconocido su error, su equivocación. Esa es la unidad que viene de Cristo, que viene de Dios y todos los que hemos sido en la vida de la misma postura tenemos que ser caritativos con esos hombres y mujeres que han reconocido los errores y están regresando a la Iglesia, más allá de verlos con indiferencia nuestro deber es extenderles la mano, mirarlos con amor, cariño y amistad.

Como pastor de esta Iglesia que peregrina en la Diócesis de Matagalpa con todo mi cariño le digo a aquellos que aún no dan el paso para unirse, sea por miedo u otra razón: No tengan miedo den el paso, la historia y la patria se los agradecerá y reconocerá siempre. Decirles en nombre de Cristo y como pastor, que tienen una oportunidad de rectificar el camino, por favor rectifíquenlo y la historia se los reconocerá.

Todos nos hemos equivocado en la vida, nadie es perfecto, todos podemos corregir, rectificar, pedir perdón, y retomar el camino, herrar es de humanos, corregir es Divino, digo esto porque Cristo nos llama a la unidad, la unidad del pueblo nicaragüense, “sean uno como mi Padre y yo somos uno”, dice el Señor.

La unión nos hace fuertes.

Comments

0 thoughts on “  “La unión nos hace fuertes”, reflexiones de monseñor Rolando Alvarez, para esta semana:”

Write a Reply or Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

← Newer Post