Diócesis de Matagalpa

Pastoral Familiar en Asamblea de dirigentes

Pastoral Familiar de la Diócesis de Matagalpa, se ha reunido para discernir la voluntad de Dios a través de los signos de los tiempos en la realidad actual que vivimos para así proyectar su trabajo desde la pastoral de emergencia que vive la Iglesia en Nicaragua. La actividad se desarrolla el 3 y 4 de noviembre en la parroquia San Ramón con la presencia de monseñor Rolando Alvarez, Obispo de Matagalpa.

En un primer momento el Obispo explicó que el propósito de estos días es discernir cuál es el espíritu y la voluntad del Señor para la pastoral familiar desde la coyuntura actual, ofreciendo el amor de Dios al mundo pero desde la necesidad del prójimo.

“Tenemos que saber como vamos a proyectar la pastoral familiar porque si empezamos a programar el otro año sin antes discernir la voluntad de Dios, los caminos del Señor y los signos de los tiempos que son los acontecimientos que vivimos, vamos a generar una pastoral familiar de otro mundo, que responde a una realidad que no es la nuestra, por eso es fundamental esta asamblea de Pastoral Familiar. “No venimos a programar, venimos a reflexionar la realidad actual de la familia, y desde ahí nos vendrá hablando el espíritu, porque primero debemos reflexionar sobre la realidad y así el Divino Espíritu nos va a renovar y dar luces en el servicio”.

En este punto cuestionó: “¿Con qué espíritu realizaremos este trabajo? Con humildad, no mi humildad sino con la de Cristo, escuchando la voluntad de Dios en todas las partes de esta Asamblea”, dijo.

Seguidamente invitó a desprenderse de perjuicios o esquemas que a lo mejor se traían a la asamblea y dejarse guiar por el Espíritu de Dios, entrando en un proceso serio, lento y laborioso de reflexión después de estos meses de crisis en el país, porque la realidad actual de la familia probablemente es otra.

Debemos trabajar estos días en conciencia sanamente y sin escrúpulos yendo a la raíz del asunto para evitar trabajar como pastoral familiar en otro mundo, en otra Nicaragua y Diócesis que no responda a la realidad actual de la familia de hoy.

Monseñor Alvarez concluyó expresando que el otro espíritu con que se debe trabajar, es el lema que la Diócesis escogió para el otro año: ” Renovados a la luz del Espíritu Santo”. “Ahora la pastoral es de emergencia, no podemos seguir con la pastoral de antes porque esta es otra realidad por eso debemos reinventarnos, es decir renovarnos pero a la luz del Espíritu Santo… Esto me permite recordar que en el Encuentro Misionero en octubre, comenzamos junto a los diez mil asistentes a invocar al Espíritu Santo, y hablamos del poder de la tercera persona de la Santísima Trinidad, en eso uno de los fieles dijo: Hagamos año del Espíritu Santo. Y ahí mismo lo hemos declarado el 2019 año del Espíritu Santo porque él es el encargado de renovarnos de reinventarnos, es más el que va a renovar a Nicaragua es el Espíritu Santo y por eso debemos invocarlo a cada momento”, finalizó.

Por: Manuel Antonio Obando Cortedano.

Comments

0 thoughts on “Pastoral Familiar en Asamblea de dirigentes”

Write a Reply or Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>