Diócesis de Matagalpa

Monseñor Alvarez, se refiere a realidad de las Familias:

Monseñor Rolando Alvarez, y matrimonios de la Diócesis dirigentes de “Pastoral Familiar”, iniciaron el segundo día de la Asamblea que realizan en San Ramón, con un momento de oración y el tema que dirigió el Obispo de Matagalpa el 4 de noviembre por la mañana, que fue basado en el capitulo segundo de la exhortación apostólica “Alegría del amor” donde se habla de luces, sombras y desafíos de las familias.

Luces y fortalezas: En este punto destacó el papel de la mujer en la familia que es un genio, por tener una mirada aguda sobre la realidad que no la tenemos los hombres. Otra luz es que existen muchos matrimonios que se mantienen firmes, fuertes en medio de las adversidades, pues el matrimonio es difícil desde el punto de vista interpersonal por ser dos culturas y dos formas de vivir diferentes, pero que belleza que hay muchísimos que permanecen siempre fieles.

Otro aspecto positivo es la relación de las familias con la Eucaristía, y las familias que aceptan con amor la prueba de un niño con capacidades especiales sabiendo que ese niño es un don para crecer en el amor, porque todo hijo es don de Dios. “Aquí me permito recordar a aquellos matrimonios que se niegan a operarse, matrimonios que usan el método Billings, matrimonios que primero consultan a la Iglesia que no están dispuestos a faltar contra los principios morales del Evangelio, esas son luces maravillosas de gente abierta a la vida”, dijo.

A continuación como otro punto de luces en las familias destacó la situación de los migrantes en el seno familiar y la ayuda que se les otorga desde las familias, en esto los nicaragüenses nos identificamos en el contexto actual que vivimos, pues las ultimas décadas las familias del país han sufrido dos grandes desintegraciones, en la época de los 80 y en la época del 2000. “Y yo me pregunto: Si Nicaragua se salvara de esto, ¿sanaremos la desintegración en las familias? Tenemos que hacer todo de nuestra parte para lograr que el país salga a flote”.

“Por eso el tema de la inmigración es un dolor para nosotros, estamos hablando de treinta mil nicaragüenses sólo en Costa Rica, aquí estamos sufriendo una segunda fractura en la desintegración familiar”. Expresó.

Sombras en las familias: Gran individualismo que afecta a los miembros familiares, convirtiendo a la familia en una isla, y es que el ritmo estresante de la vida actual pone en riesgo la opción del sacramento porque estamos en una sociedad de descarte. Otra sombra es que muchos piensan que el matrimonio es negativo por el mal testimonio y hay quienes prefieren estar sólos no por vocación de soltería sino por no estar “mal acompañados”.

Monseñor Alvarez también habló de la familia como lugar de paso que muchas veces es una gran sombra porque ya no se ve la familia como Iglesia doméstica. También se refirió a las agresiones verbales y a que muchos jóvenes posponen su boda por la realidad económica. “Ante la situación de desempleo la familia se desestabiliza y empieza la desesperación y muchas veces se termina en el precipicio. Por lo tanto como pastoral familiar deben tener una mirada a futuro sin ser inmediatistas”, indicó.

Finalmente dijo que si se quiere responder a esta situación crítica en la familia debemos tomar en cuenta que la familia es formadora de valores cívicos, morales y religiosos, pues en ella se aprende a amar a la patria, amar al prójimo y amar a Dios, por eso nuestra opción fundamental en la Diócesis es la familia.

Por: Manuel Antonio Obando Cortedano.

Comments

0 thoughts on “Monseñor Alvarez, se refiere a realidad de las Familias:”

Write a Reply or Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>