Diócesis de Matagalpa

“Cristo Resucitado nos llena de esperanza y caridad”. Reflexiones de monseñor Rolando Alvarez, para esta semana:

Este es el día que actuó el Señor, hoy es un día radiante en el año litúrgico y civil por eso en las catedrales del mundo se escucha en este domingo: “Este es el día en que actuó el Señor, aleluya”.

Hoy resuena la pregunta del ángel a las mujeres: ¿Porqué buscan entre los muertos al que vive? ¿Porqué buscar la esperanza en otro lugar y persona? Si Cristo ha vencido la oscuridad y el pecado, lucharon vida y muerte, y vivo el que es la vida hoy se levanta, Cristo a abierto los cielos nuevos y la tierra nueva, Cristo nos ha conducido en el camino que lleva a la eternidad y precisamente por ese triunfo, precisamente porque en singular batalla muerto el que es la vida se levantó y triunfó, precisamente porque es Cristo quien ha actuado, precisamente por eso es que él es nuestra esperanza, la roca inamovible de nuestra esperanza, porque Cristo ha resucitado nosotros somos hombres y mujeres de esperanza, porque Cristo ha resucitado nosotros esperamos y siempre esperaremos en el Señor.

Esta esperanza que el Señor ha actuado no nos hace quedarnos de brazos cruzados, sino que precisamente como él logra que las pupilas de nuestros ojos estén puestas en el cielo, en la eternidad, con alegría gestionamos las cosas del mundo para llegar pronto al cielo, porque el Señor ha resucitado nosotros caminamos paso a paso teniendo los pies puestos sobre la tierra gestionando lo de este mundo para edificar un mundo más humano y justo, Cristo es nuestra paz y nuestra única esperanza.

También la resurrección de Cristo no sólo nos inspira la esperanza, nos llena de esperanza, nos contagia con la fuerza de su esperanza y también nos da el testimonio máximo de la caridad, la resurrección de Cristo culmina triunfantemente, exitosamente su vía crucis, pasión y crucifixión, precisamente por eso es que la resurrección del Señor se convierte en el testimonio más grande de la caridad de Dios con nosotros porque nos entrega a su único hijo, somos entonces un pueblo lleno de esperanza e inundado en la caridad de Cristo que ha resucitado.

Estas son dos grandezas de la resurrección del Señor para nosotros creyentes de este tiempo, la esperanza inalterable y la caridad inaplazable, porque esperanza y caridad proceden hoy del Cristo que ha dejado el sepulcro vacío como lo ha enseñado el evangelista San Juan en el texto del día.

Sin embargo también el Señor al transmitirnos no sólo estos dos mensajes sino estas dos certezas de su resurrección nos envía para transmitir al mundo lo que nosotros hemos vivido, así lo ha dicho el libro de los Hechos de los Apóstoles: “Nosotros somos testigos de cuanto hemos visto, somos testigos de cuanto él a hecho, lo mataron en la Cruz pero Dios lo resucitó el tercer día… Por eso salgamos el día de hoy, retornando a nuestros hogares y durante estos 50 días de pascua que hoy inauguramos, con el poder sobrenatural procedente de lo alto que se nos ha dado en el Bautismo, vayamos y anunciemos al mundo: Resucitó de verás mí amor y esperanza, aquel de quién la muerte pensó que le vencía, aquel a quien las tinieblas pensó ataría y el sepulcro pensó que tendría. Vayamos a anunciar que nuestra esperanza y caridad ha resucitado y que nosotros con él, sólo y juntamente con él somos vencedores.

Comments

0 thoughts on ““Cristo Resucitado nos llena de esperanza y caridad”. Reflexiones de monseñor Rolando Alvarez, para esta semana:”

Write a Reply or Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.