Diócesis de Matagalpa

Monseñor Rolando Alvarez: “La Iglesia que queremos ser en Matagalpa”.

Una profunda reflexión sobre la Iglesia que se quiere ser, y el hombre que se pretende formar en la Diócesis de Matagalpa, dirigió monseñor Rolando Alvarez, obispo diocesano, al presidir la Santa Misa en el centro de pastoral “La Cartuja”, clausurando la Post-Asamblea Diocesana, que se desarrolló el 10 y 11 de julio, en dos días de discernimiento para obtener líneas de acción a seguir en la labor pastoral de la Diócesis.

Monseñor Alvarez hizo un recorrido sobre todo este proceso que inició en agosto del 2018, meses de análisis de la realidad en la que se vive, lo que condujo a realizar el 7 y 8 de noviembre del año pasado la Pre-Asamblea Diocesana para ver lo vivido en Nicaragua y en la Iglesia desde el inicio de la situación que vive el país, esto ayudó a ver las fallas y errores en el anuncio kerigmático, ayudando a meditar en la Iglesia Diocesana: ¿Qué hombre se quiere formar a partir de ahora con gran esfuerzo y sacrificio? ¿Qué Cristo se quiere anunciar y qué Iglesia se pretende construir?.

“Hemos venido hablando no de cortos plazos sino a largo plazo, proyectarnos de diez años en adelante, han sido algunos meses de juzgar desde el Evangelio y la enseñanza de la Iglesia estos tres temas vitales: Antropológico, Cristológico y Eclesiológico, llevándonos al 20 y 21 de febrero a realizar la Asamblea Diocesana, donde descubrimos que el hombre que se quiere construir es un hombre místico, el místico que es el hombre y la mujer que se encuentran con Dios, que escuchan su llamado y lo escucha en el rostro sufriente del pueblo que padece, de los pobres, de los más pobres. Ese es el hombre místico al que nos hemos referido, el hombre del espíritu, que se deja empapar por el espíritu, el hombre que proviene de la familia, que no se puede entender sin la familia. El hombre y la mujer espiritual que nos hace entender que debemos mirar prioritariamente a la familia, célula básica y original de la sociedad, Iglesia doméstica donde se aprenden valores cívicos, morales, religiosos que enriquecen a la cultura y que provienen del Evangelio, entonces la familia donde se hereda la fe que proviene de Jesucristo. Hombre moderno entendiendo con esto que no tiene miedo de entrar en el corazón del mundo, entrar como dice Pablo Vl en diálogo con el mundo con todas las tendencias y costumbres, un hombre vertical y horizontal en una relación vinculante con el otro, que ve al otro como un prójimo, como un hermano, porque desde el día en que Dios se encarnó todo lo que tenga que ver con Dios tiene que ver con el ser humano, todo lo que tiene que ver con el ser humano tiene que ver con Dios, desde el día en que Dios se encarnó ya nadie tiene que ver el cielo sin ver la tierra y viceversa”.

“El primer camino que debe recorrer la Iglesia es el camino del hombre, porque Dios quiso recorrer el camino del hombre y del ser humano y por eso la Iglesia siempre tendrá que decir algo donde hay un ser humano, donde hay alguien que sufre y camine, por eso la Iglesia siempre tiene que hablar de las realidades humanas, porque el día que la Iglesia deje de decir esto estaría rechazando el camino que quiso recorrer Dios… Y eso nos llevó a plantearnos con gran seriedad ¿qué Cristo queremos anunciar? y con alegría he venido escuchando no sólo a los sacerdotes sino a los laicos que han dicho: Queremos anunciar a un Cristo no sólo divino sino hombre, sufriente, un Cristo que está padeciendo, que nos ama a todos sin igual, que hace una opción preferencial por los más pobres, un Cristo que siempre tendrá que decirle algo a este ser humano, a este hombre, Cristo Dios y hombre verdadero en todo igual a nosotros menos en el pecado, un Cristo palabra, hecho carne, hecho historia, Cristo que siempre tendrá que decir algo a la historia, algo a los pueblos, algo a las comunidades, Cristo que nunca se vuelve ajeno a la humanidad porque él también es hombre. Cristo que sabe tener sed, ser exiliado, ser buscado por Herodes, Cristo que conoce el sufrimiento del hombre, por eso el resucitado siempre se presenta con llagas, cualquier resucitado sin llagas no es el hijo de Dios vivo, el resucitado del Evangelio es el que muestra sus llagas y las muestra porque ha sido glorificado pasando por la Cruz”.

“La Cruz está hecha de pecados personales, sociales, de los pecados que gritan al cielo, de las injusticias sociales, esos pecados son las que conforman la Cruz de Cristo y son las llagas del Cristo crucificado. Por eso aquí en esta Post-Asamblea se ha hablado de la espiritualidad de la Cruz y hemos platicado si como Iglesia estamos dispuestos a llevar la espiritualidad de la Cruz, si como Iglesia estamos listos para subir a Jerusalén que es subir a la Cruz. Ustedes como laicos nos han cuestionado a los sacerdotes: ¿Estamos dispuestos a subir a la espiritualidad de Jerusalén, a la espiritualidad de la Cruz? Ese Cristo es el que debemos llevar todos sin ninguna exclusión, porque de este camino de renovación que lleva nuestra Iglesia en Matagalpa nadie puede quedar fuera”.

“Esto nos ha conducido a hablar ¿qué Iglesia queremos ser? Ustedes han insistido en una Iglesia con el rostro del sufriente, una Iglesia que tiene que estar a lado del que sufre, del pobre, del desprotegido, del que no tiene voz, a mí me gusta decir una Iglesia que es pueblo, una Iglesia de puertas abiertas, en la que entre todo el que quiere venir, una Iglesia que se ha vuelto hermana del pueblo evangélico. Aprovechar para decir una vez más ahora desde el seno de esta Post-Asamblea, reiterarle a los hermanos evangélicos el agradecimiento por su cercanía, solidaridad con este pueblo. El pueblo evangélico y el pueblo católico es el pueblo de Dios”.

“Nuestra Iglesia no crece por proselitismo, no es proselitismo, crece por la atractividad del Evangelio, esta es la Iglesia de puertas abiertas que queremos edificar, una Iglesia que está en la mejor disposición de sentarse a platicar con los no creyentes, con los nosticos; que está en disposición de sentarse a dialogar con los de izquierda y con los de derecha, una Iglesia en cultura del encuentro, en paz, en diálogo. Esta es la Iglesia que peregrina en Matagalpa que estamos ofreciendo a todos”.

“Nosotros por su puesto tenemos una opción preferencial con el que sufre, con el pobre, con el desvalido, pero eso lejos de cerrarnos a otros, nos dispone a tener un corazón abierto a todos, porque quien se coloca en el lugar del débil desde abajo puede ver hacia lo alto, el peligro del que se coloca en el lugar alto es que estando desde arriba no puede volver su mirada hacia abajo”.

“Nuestra Iglesia quiere ser una Iglesia de los descartados, de las periferias como dice el papa Francisco, y desde abajo viendo a los de arriba con amor con el que el Señor nos llama. Ese es el anuncio en que nos comprometemos en ese camino de discernimiento, nuestro lema y carisma del año pasado y este año es renovados a la luz del Espíritu Santo, y vaya que el Espíritu Santo nos está conduciendo a caminos que no conocíamos. No tengamos miedo a la transformación, a la renovación y reforma que el Espíritu Santo conduce a nuestra Iglesia ante la situación de Nicaragua”.

“El Evangelio del día en la memoria de San Benito Abad nos está diciendo providencialmente: Vayan por los caminos, vayan a los enfermos, lleven la confianza en Dios… Esa es nuestra única fuerza y poder, el del Señor con nosotros, el texto del Evangelio de San Mateo nos ha confirmado ser una Iglesia que desee la paz a todos, y el que la quiera construir debe ser hombre de paz”.

“Quiero finalizar animando en este camino que apenas iniciamos y al dirigirnos a la Asamblea Diocesana de noviembre 2019, donde trabajaremos para hacer concluir este discernimiento de la mano con la instrucción pastoral que nos llevará al 2024 cuando estaremos con gran alegría celebrando los cien años de fundación de nuestra Diócesis de Matagalpa. Que el Señor siga conduciéndonos y el Divino Espíritu, todo para mayor honra y gloria de Dios”, finalizó monseñor Alvarez.

Por: Manuel Antonio Obando Cortedano.

Comments

0 thoughts on “Monseñor Rolando Alvarez: “La Iglesia que queremos ser en Matagalpa”.”

Write a Reply or Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Older Post →