Lectura bíblica (Ecco. 24, 5-6.14.24.30-31)Yo salí de la boca del Altísimo engendrada primero que existiese ninguna criatura. Yo hice nacer en los cielos la luz indeficiente y como nube cubrí toda la tierra. Desde el principio y antes de los siglos fui creada y no dejaré de existir en todos los siglos venideros. Yo soy la Madre del amor hermoso y del temor y de la ciencia y de la santa esperanza. En mí está toda la gracia para conocer el camino de la verdad; en mí toda esperanza de vida y de virtud. Vengan a mí todos los que me desean y sáciense de mis frutos. El que me escucha, jamás tendrá que avergonzarse; aquellos que se guían por mí, no pecarán. Los que me dan a conocer tendrán la vida eterna. PALABRA DE DIOS.

ConsideraciónConsideremos las palabras con las que el Romano Pontífice, Vicario de Jesucristo, definió como verdad infalible de nuestra fe católica la Inmaculada Concepción de la Virgen María. Dijo el Papa: “Para honra de la Santísima Trinidad, para gloria de la Virgen María, Madre de Dios, para alegría de la Iglesia Católica y aumento de la Religión Cristiana, con la autoridad de Nuestro Señor Jesucristo, con la de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo y con la Nuestra, declaramos, afirmamos y definimos que ha sido revelada por Dios y, de consiguiente, debe ser creída firme y constantemente por todos los fieles, la doctrina que sostiene que la Santísima Virgen María fue preservada Inmune de toda mancha de culpa original en el primer Instante de su Concepción, por singular gracia y privilegio de Dios Omnipotente, en atención a los méritos de Jesucristo, Salvador del género humano”.

Procuremos despertar y avivar en nuestro corazón el amor filial a la Virgen Inmaculada y que el cariño hacia Ella nos conduzca a la amistad con Jesucristo y a la reconciliación con nuestros prójimos.

ORACIÓN DEL DÍA NOVENO
Señor Jesucristo, que quisiste tener por Madre a la más hermosa, limpia y perfecta de todas las creaturas; te suplicamos que nos concedas amar sinceramente a María Santísima, Nuestra Señora, y procuremos imitarla y servirla todos los días de nuestra vida. Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos. AMEN.

La jaculatoria para este día será:
QUE PODAMOS ALABARTE, VIRGEN SAGRADA, Y
QUE SEAMOS FUERTES CONTRA EL PECADO.

http://diocesisdematagalpa.org/wp-content/uploads/2016/11/Noveno.jpghttp://diocesisdematagalpa.org/wp-content/uploads/2016/11/Noveno-300x300.jpgManuel Antonio Obando CortedanoINICIOLOCALESNOTICIAS

Lectura bíblica (Ecco. 24, 5-6.14.24.30-31)Yo salí de la boca del Altísimo engendrada primero que existiese ninguna criatura. Yo hice nacer en los cielos la luz indeficiente y como nube cubrí toda la tierra. Desde el principio y antes de los siglos fui creada y no dejaré de existir en...