La comunidad educativa de la universidad católica Juan Pablo ll-sede Matagalpa, se vistió de gala y de honor al celebrar su primera graduación. Los egresados son de las carreras: Licenciatura en Humanidades con mención en Teología, Promoción Social y Humana, y el Master en Educación superior.

La ceremonia, el 6 de diciembre en Catedral, inició con la Eucaristía presidida por monseñor Rolando Alvarez, obispo de la Diócesis de Matagalpa, quien asumirá el departamento de Educación y universidad de la Conferencia Episcopal de Nicaragua. Basándose en el Evangelio proclamado según San Mateo (15, 29-37) el Prelado dijo que parece que la gente va como ovejas sin Pastor, y ante las situaciones difíciles que de forma similar viven los países de América Latina cuestionó: ¿Qué le está pasando a nuestro pueblo?.

“Parece que siguen a los mismos líderes que los oprimieron, que los empujaron y tiraron al fondo del precipicio, es más, aplauden a líderes que se enriquecen a costa de los pobres. ¿Qué nos está pasando? Será que nos estamos dejando llevar por discursos vacíos de gente que se llena de risas hablando de los pobres pero que finalmente no luchan por grandes ideales, pues sus intereses son ajenos al pueblo y a su bienestar”, señaló.

En este punto dijo que si se revisa el análisis de la Iglesia en nuestros países, se constata que el producto bruto sube, la macroeconomía también y los salarios mínimos son los mismos, “y aquí surge otra pregunta: ¿Qué hemos hecho como Iglesia? Porque además muchos de estos líderes fueron educados en colegios católicos, y en los mejores e incluso”, indicó. Al mismo tiempo a los graduados les expresó que como profesionales son los primeros que tienen la responsabilidad de cambiar esas complejas situaciones que atraviesa el pueblo.

En este punto monseñor Alvarez, lamentó que muchos enfrentan estas problemáticas buscando salidas fáciles e incluso desean que la Iglesia busque el camino fácil hablando únicamente del cielo, del infierno y del purgatorio sin iluminar al pueblo, “esa no sería la Iglesia de Cristo por adormecer al pueblo y no permitirles pensar, es por tal razón que los poderosos nos ven como enemigos. Y claro que para la Iglesia sería fácil sentarse con los poderosos y cínicos, pero no olviden que el mismo Jesús dijo: Den al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios”.

“Realmente como Obispo, tengo la esperanza en ustedes nuevos graduados para que donde se desarrollan sean luz, sal y fermento, para que hagan la diferencia en lo político, económico y familiar, de esa manera los demás dirán de nosotros lo que se dijo de Jesús: No te metas con ese porque es hijo de Dios”.

Finalmente dejó tres ideas regulativas a los nuevos profesionales para que puedan dar esperanza al pueblo: Formación ética y moral, en la Doctrina Social de la Iglesia y recuperar el verdadero sentido de la política que es el arte de hacer que los pueblos progresen. “Estoy plenamente convencido que en Nicaragua hace falta una nueva generación de políticos para ser verdaderos pueblos y sociedades progresistas y civilizadas”, resaltó.

Luego de la Eucaristía fue el acto de la primera graduación que estuvo presidido por la Junta directiva de la universidad, encabezada por monseñor Rolando, el padre Ramiro Tijerino, rector, y otras autoridades académicas.

El 30 de junio del 2012, con dos carreras fue fundado el centro de educación superior en su sede en Matagalpa, y gracias a Dios actualmente son aproximadamente 10 carreras las que se ofertan.

Por: Manuel Antonio Obando Cortedano.

http://diocesisdematagalpa.org/wp-content/uploads/2017/12/image-1024x768.jpeghttp://diocesisdematagalpa.org/wp-content/uploads/2017/12/image-150x150.jpegManuel Antonio Obando CortedanoINICIOLOCALESNOTICIAS
La comunidad educativa de la universidad católica Juan Pablo ll-sede Matagalpa, se vistió de gala y de honor al celebrar su primera graduación. Los egresados son de las carreras: Licenciatura en Humanidades con mención en Teología, Promoción Social y Humana, y el Master en Educación superior. La ceremonia, el 6...