Diócesis de Matagalpa

Obispo se refiere a “realidad Nacional” y “Diagnóstico Pastoral” durante Asamblea Zonal, en Matiguás

Un recorrido sobre la “Realidad Nacional”, y el “Diagnóstico Pastoral” de la Diócesis de Matagalpa hizo monseñor Rolando Alvarez, durante la “Segunda Asamblea Pastoral de la zona 4″ que comprenden las parroquias de Río Blanco, Matiguás y Muy Muy, a quienes les explicó detalladamente el contenido de la nueva “Instrucción Pastoral” que es el documento que regirá a la Iglesia Diocesana durante los próximos seis años (2018-2024), donde se plantean las directrices a seguir durante ese tiempo a favor de la extensión del reino de Dios.

Además se refirió a los “Planes Pastorales” donde se encuentra la organización del trabajo, “ambos van de la mano, podemos decir que la instrucción es como el decreto y los planes la ley para cumplirlos”. Al detallar las partes de la “instrucción” mencionó que esta la deben tener y estudiar todos los laicos comprometidos en la Diócesis, asimismo dijo que en ella se encuentra “El marco de la realidad” porque es importante saber en qué terreno nos estamos moviendo, cuál es el entorno. Para esto se cita la carta pastoral “La Iglesia que queremos ser” emitida por monseñor Alvarez en el 2015 donde entre varios puntos se describe que en Nicaragua a muchos les interesa el poder, “sin importar de qué manera se obtiene el pan, si de forma justa o con corrupción”.

Ante eso se recuerda que el cristiano tiene su esperanza en Dios, quien como lo dice un refrán popular “escribe recto en renglones torcidos”, “porque todo pasa en el mundo – agregó el prelado – solo Dios es eterno”. Hablando sobre el aspecto económico que también se describe en la “Instrucción Pastoral”, indicó que Nicaragua económicamente ha crecido el 4.3 por ciento anual, aunque según economistas este año no se crecerá más que esa cifra. ”El problema es que ese crecimiento es únicamente de la macroeconomía, solo lo gozan los grandes, el gran capital, no se siente en los pobres, y los salarios mínimos lo que hacen es cubrir la devaluación de hace décadas”, señaló.

Sobre la situación política dijo que es grave, de institucionalidad, a tal punto que todos los poderes del estado están sometidos al “poder ejecutivo”, e incluso las fuerzas que deberían ser para el orden como la policía nacional, ya perdieron su autonomía, y en el mismo poder ejecutivo muchos no tienen autonomía. “En el tema sociocultural nos hemos dado cuenta que la urbe (ciudad) está llegando al campo, y estos son grandes desafíos”.

Refiriéndose a las injusticias sociales e irrespetos a los derechos humanos, recordó el caso de Juan Lanzas, ciudadano de “Cerro Colorado”-Matiguás, a quien le amputaron las piernas producto de una golpiza policial; además recordó a los niños que a finales del año pasado perdieron la vida en la Costa Caribe, y lamentó que para trabajar en las instituciones del estado se requiere una “carta aval” o “carnet de militancia”.

“En el aspecto ecológico y de la vida, podemos asegurar que en Nicaragua hay leyes a favor del medio ambiente, es más somos uno de los único países en el mundo a favor de la vida y en contra del aborto, eso lo agradecemos y reconocemos como Iglesia, el problema es que no se cumplen, pues muchas veces bajan de las montañas camiones llenos de madera preciosa, y en el ámbito de la vida, al año en centros clandestinos se practican 3000 abortos, y el Minsa pide a jóvenes que hacen prácticas de medicina, datos estadísticos de cuantas esterilizaciones han realizado o inyecciones aplicado”.

Monseñor Alvarez, exponiendo el “diagnostico pastoral” enumeró los acápites que se encuentran, entre ellas la conversión pastoral y conversión personal que van de la mano, porque quien se aísla puede ser santo personalmente pero al aislarse está incompleta su santidad, “por eso hay que trabajar en comunión como diócesis, parroquias, movimientos y comunidades. A continuación encontramos los pilares de esta Iglesia diocesana: Lectio Divina, Santo Rosario y Adoración Eucarística… En el tema de la misión no olviden que estamos en el Año misionero de la gracia del Señor con opción preferencial por los jóvenes y que debemos formas las pastorales juveniles en todas las comunidades”, resaltó monseñor Alvarez.

Al mencionar la comunión reiteró que esta se hace desde la diversidad, por lo tanto no significa “que todos debemos ser iguales”. Participación: “No significa que el Obispo, párrocos o religiosas hagan las cosas solos, sino que lo hagamos todos. De ahí la “pastoral orgánica” nos llama al trabajo en conjunto, siendo laicos corresponsables no colaboradores, es decir que toman la iniciativa, que hacen las cosas en conjunto con los demás y por su puesto en comunión con el párroco”.

En este punto el Obispo describió lo que se encuentra en el “marco doctrinal” de la “Instrucción” donde se afirma que la Iglesia existe para evangelizar, por eso una “Iglesia sentada no sirve para nada”, porque la misión es permanente, “hay que seguir misionando con Jesús sacramentado llevándolo a todo lugar no importa si son burdeles con tal que el anfitrión lo acepte, pues debemos ser una Iglesia de puertas abiertas y misericordiosa”.

Finalmente citando el “marco pastoral”, relató que se plantea lo que “queremos que sean las parroquias”: Discípulas misioneras, evangelizadas y evangelizadoras hasta llegar a la mística que “nuestra meta por año sea evangelizar por lo menos a una persona”, además las parroquias deben  ser conocedoras de la palabra a través de la Lectio Divina y Adoración Perpetua, parroquias solidarias porque no se puede evangelizar sin tener en cuenta al pobre, y parroquias comunidad de comunidades.

 Por: Manuel Antonio Obando Cortedano

Comments

0 thoughts on “Obispo se refiere a “realidad Nacional” y “Diagnóstico Pastoral” durante Asamblea Zonal, en Matiguás”

Write a Reply or Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>