Diócesis de Matagalpa

Centrarse en la familia exhorta Papa Francisco a los obispos

 El Papa Francisco ha recibido a los obispos de la Conferencia Episcopal de Polonia al final de visita ad limina y se ha referido al Beato Juan Pablo II como el “gran Pastor que nos guía desde el Cielo y nos recuerda lo importante que es la comunión espiritual y pastoral entre los obispos” y ha exhortado a los prelados cuidar de la familia, la formación para el matrimonio, la promoción de la vida consagrada y el servicio a los pobres.

Las conversaciones que el Santo Padre ha tenido estos días con los prelados polacos han confirmado que la Iglesia en Polonia tiene “un gran potencial de fe y oración, de caridad y práctica cristiana” y todo ello ”favorece la formación del pueblo cristiano, la práctica motivada y comprometida , la disponibilidad de los laicos y religiosos a cooperar activamente en la comunidad eclesial y en las estructuras sociales”.

Sin embargo, también hay un cierto declive en varios aspectos de la vida cristiana que requieren “un discernimiento , una búsqueda de motivos y formas de afrontar nuevos retos, como -por ejemplo- la idea de la libertad sin límites, la tolerancia hostil o desconfiada de la verdad, o el malhumor por la justa oposición de la Iglesia al relativismo imperante”.

El Papa Franciscó resaltó que la familia, “lugar donde se aprende a convivir en la diferencia y a pertenecer unos a otros y donde los padres transmiten la fe a sus hijos”, debe estar al centro del ministerio pastoral ordinario de los obispos, también porque “hoy el matrimonio se considera a menudo una forma de gratificación emocional que se puede constituir de cualquier forma y modificar de acuerdo a la sensibilidad de cada uno. Por desgracia, esta visión también afecta a la mentalidad de los cristianos y desemboca en la facilidad para recurrir al divorcio o a la separación de hecho”.

Por eso “los pastores están llamados a interrogarse sobre cómo ayudar a los que viven en esta situación, para que no se sientan excluidos de la misericordia de Dios, del amor fraternal de otros cristianos, ni de la solicitud de la Iglesia por su salvación”.

También deben plantearse la cuestión de cómo ayudarlos “a no abandonar la fe y a hacer crecer a sus hijos en la plenitud de la experiencia cristiana”. En este ámbito hay que preguntarse igualmente cómo mejorar la preparación de los jóvenes para el matrimonio para que “descubran la belleza de esta unión fundada en el amor y la responsabilidad” y cómo “ayudar a las familias a vivir y apreciar tanto los momentos de alegría como los de dolor y debilidad”.

Con la perspectiva de la próxima Jornada Mundial de la Juventud, que tendrá lugar en Cracovia en 2016, el Santo Padre piensa en los jóvenes, “que con las personas mayores son la esperanza de la Iglesia” y a los que hoy un mundo informático “proporciona nuevas oportunidades para la comunicación pero al mismo tiempo reduce las relaciones interpersonales de contacto directo, de intercambio de valores y experiencias compartidas. Sin embargo, en los corazones de los jóvenes hay una aspiración a algo más profundo, que valorice en plenitud su personalidad y hay que salir al encuentro de ese deseo”.

Una buena oportunidad, en ese sentido la ofrece la catequesis a la que participan en Polonia la mayoría de los alumnos en las escuelas y alcanzan así una buena comprensión de las verdades de la fe. “La religión cristiana, sin embargo no es una ciencia abstracta, sino un conocimiento existencial de Cristo, una relación personal con Dios que es amor “.

El tercer tema del discurso del Pontífice ha sido la vocación al sacerdocio y a la vida consagrada. Después de constatar que son muchos los sacerdotes polacos que ejercen su ministerio tanto en las Iglesias locales como en el extranjero y en las misiones, ha elogiado las universidades y facultades de Teología de Polonia en las que “los seminaristas consiguen una válida preparación intelectual y pastoral… que debe ir siempre acompañada de la formación humana y espiritual”.

Pero, en el sacerdocio, “la luz del testimonio puede ofuscarse o ‘esconderse debajo de un almud’ si le faltara el espíritu misionero, la voluntad de ‘salir’ en una renovada conversión misionera para buscar – también en las periferias – y acercarse a los que esperan la Buena Nueva de Cristo. Este estilo apostólico requiere también un espíritu de pobreza, de abandono, para ser libres en el anuncio y sinceros en el testimonio de la caridad”.

En lo que respecta las vocaciones a la vida consagrada, especialmente las de las mujeres, “preocupa la disminución de la afiliación a las congregaciones religiosas en Polonia, un fenómeno complejo cuyas causas son múltiples” .

”Espero –dijo el Papa– que los institutos religiosos femeninos sigan siendo -de forma adecuada a nuestros tiempos- lugares privilegiados de la afirmación y el crecimiento humano y espiritual de la mujer. Y las religiosas deben estar listas para hacer frente a tareas y misiones difíciles y exigentes, que valoricen sus capacidades intelectuales, afectivas y espirituales, su talentos y carismas personales”.

El Pontífice exhortó a atender a los pobres porque también en Polonia, a pesar del actual desarrollo económico del país, “hay tantos necesitados, desempleados, personas sin hogar, enfermos, abandonados, así como muchas familias: sobre todo numerosas- sin medios suficientes para vivir y educar a sus hijos. ¡Estén cerca de ellos! Sé todo lo que en este campo hace la Iglesia en Polonia , mostrando gran generosidad no sólo en patria, sino también en otros países de todo el mundo. Os doy las gracias. Continúen alentando a todos a tener la ‘creatividad de la caridad’ y a practicarla siempre”.

“Y no se olviden –concluyó el Papa Francisco– de los que, por diversas razones dejan el país y tratan de construir una nueva vida en el extranjero. Su crecientes número y sus necesidades quizás requieran más atención por parte de la Conferencia Episcopal. Acompáñenlos con la atención pastoral adecuada para que puedan mantener la fe y las tradiciones religiosas del pueblo polaco”.

Comments

0 thoughts on “Centrarse en la familia exhorta Papa Francisco a los obispos”

Write a Reply or Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>