Diócesis de Matagalpa

La familia es semillero de vocaciones

Considerando la inmensa cantidad de hombres y mujeres en el mundo que aún no han recibido el mensaje de salvación que ofrece el Evangelio, el Papa Pablo VI instituyó la Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones en la fiesta del Buen Pastor, cuarto domingo de Pascua.

“Viendo a la muchedumbre, sintió compasión de ella, porque estaban vejados y abatidos como ovejas sin pastor. Entonces dice a sus discípulos: ‘La cosecha es mucha, pero los obreros son pocos; rogad, pues, al Señor de la cosecha que envíe obreros a su cosecha” (Mt 9,36-38).

En este “Año Vocacional” que vive nuestra Diócesis, queremos rogar a Dios por las familias católicas, porque es en ellas donde se transmite la fe a las siguientes generaciones, y donde surgen las vocaciones sacerdotales y religiosas.

Cada hijo es un regalo de Dios para los padres, a ellos se les encomienda su cuidado material y también su formación espiritual, guiándolos con vistas a alcanzar la vida eterna. La fe es la mejor herencia que pueden dejar los padres a los hijos, el mejor legado que se les puede transmitir; más aún, es lo único verdaderamente importante, pues “de que le sirve al hombre ganar el mundo entero si pierde la vida eterna” (cf. Mt 16, 26). La fe es lo que da sentido pleno a la existencia.

Rogamos al Señor de la cosecha que bendiga nuestra Diócesis, santificando a las familias católicas matagalpenses, y haciendo surgir en ellas abundantes, buenas y santas vocaciones sacerdotales y religiosas para extender su reinado de amor, vida y santidad.

Con cariño de pastor,

† Rolando José
Obispo

Comments

0 thoughts on “La familia es semillero de vocaciones”

Write a Reply or Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.