Diócesis de Matagalpa

Ofrecer toda enfermedad y sufrimiento por Nicaragua

Toda enfermedad y situación que causa sufrimiento debe ser ofrecida por la salvación de quien nos ofende, de la familia, por nuestra propia salvación y por la salvación de Nicaragua, fue el llamado que hizo monseñor Rolando Alvarez, obispo de la Diócesis de Matagalpa en la parroquia Nuestra Señora de Lourdes, La Dalia, celebrando la festividad patronal y la Jornada de Oración por los Enfermos, el 11 de febrero.

Antes de concluir la celebración hizo una oración por enfermedades físicas, espirituales y por Nicaragua. Asimismo hizo el envío a los cuadros pastorales de la parroquia: Lectores, ministros extraordinarios de la comunión, delegados de la palabra, coordinadores, catequistas, acción católica y coros.

En la homilía recordó que la Iglesia es madre, madre de amor y de misericordia. Asimismo refiriéndose a los enfermos dijo que ellos necesitan de nuestro amor, de nuestra caricia y ternura, citando al papa Francisco instó a tocar la heridas del pueblo, las heridas del enfermo a través de una caricia, una ternura, un apretón de manos hacia el enfermo que es lo primero que se les debe ofrecer en nombre de Dios, porque en ese gesto de amor es Dios mismo el que expresa al enfermo el amor.

“Dios a través de nosotros indignos manifiesta el amor, y díganme ustedes quien de nosotros es digno para que Dios a través nuestro toque el corazón del enfermo, de la enferma. Esta mañana que meditaba en este mensaje pensaba en que cada uno de ustedes, miles que hay aquí, que están a través de la radio y la televisión, que lindo sería si cada uno de nosotros nos propusiéramos ir a visitar a un enfermo semanalmente para dar ese gesto de amor y de cariño, ya el mundo, Nicaragua, nuestra parroquia sería más de amor, ya el mundo estaría consolado por Dios y nosotros estaríamos salvándonos porque lo que hicisteis a uno de estos mis hermanos a mi me lo hicisteis, dice el Señor, que bonito sería que lo tomáramos enserio y que uno de los compromisos hoy ante Nuestra Señora de Lourdes hagamos diciendo: Voy a visitar a un enfermo, a una enferma y no necesitaríamos palabras porque lo que vamos a brindar es un gesto de amor y de ternura”, indicó.

En este punto llamó a todos a comprometerse pero a la vez dejó ese compromiso a la reflexión, a la conciencia de cada quien, porque el Señor no obliga, más bien respeta sacrosantamente la libertad de sus hijos.

Monseñor Alvarez también recordó que en la vida parroquial para los ministros de la comunión no basta sólo con pasar los avisos en la parroquia diciendo que pueden llegar a anotar a los enfermos, “los ministros de la comunión deben ir casa a casa a buscar a los enfermos, a asistirlos, a misionar por el enfermo y estando con el enfermo lo primero que deben hacer es manifestarle el amor de Dios y su cariño, luego preguntarle ¿cómo está? ¿Cómo se siente? Porque ese enfermo es hijo de Dios, está adolorido en el calvario de su cama, de su propia enfermedad, luego es importante llamar a la familia, orar con ellos, desearles La Paz, le dan la comunión, seguidamente inviten al enfermo a rezar un Padrenuestro y un Avemaría, si ya el enfermo no puede hablar díganle que lo haga en su corazón y usted como ministro junto a la familia lo hacen en voz alta por la familia del enfermo, por su familia y por la Evangelización de la Iglesia porque la oración del enfermo es escuchada por el Señor”.

“El papa San Juan Pablo ll en su exhortación sobre el dolor que salva dice que el sufrimiento debe servir para la conversión. Pienso que todos los enfermos de Nicaragua ofrezcan su enfermedad por la salvación de Nicaragua y el Señor les escuchará, ese será un granito de mostaza por el país. Si usted vive un calvario en su matrimonio ofrezca ese calvario por su conversión, si su esposo por un pecado le causa un calvario a usted o su esposa o su hijo le está haciendo sufrir un calvario ofrézcalo por usted, por su familia, por la salvación de Nicaragua y verán la gloria de Dios, no desperdiciemos ni una gotita de sufrimiento. Si alguien te calumnió, te hizo una crítica destructiva ahí tienes una gotita de dolor que puedes ofrecerla por ese hermano, no lo desaproveches, inmediatamente tómalo y ofrécelo al Señor por la salvación de ese hermano, tu salvación, la de tu familia y la salvación de Nicaragua… Todo ofrecido, el cansancio del trabajo, la incomprensión ofrecida por nuestra salvación, por nuestra familia y por la patria, todo eso ofrecido por el mal, es decir que cuando aquello que te mortifica se lo ofreces al Señor sirve para vencer el mal, ¿ustedes quieren que el bien venza al mal en su familia, en sus vidas y en Nicaragua?”, Si contestaron los fieles, a lo que el Obispo agregó: “Todos a ofrecer el dolor sin desaprovechar un instante”.

Finalmente se refirió al mensaje que el papa Francisco dirigió en la XXVlll Jornada de Oración por el Enfermo que hoy celebra la Iglesia: “Cuando el Señor dice vengan a mi los que están cansados y agobiados que yo los aliviaré”, ahí según el Papa, el Señor revela su gracia al enfermo, al afligido y al agobiado. “Nicaragua está enferma, afligida y está sufriendo, por eso Nicaragua tiene que volver su mirada al Señor, tiene que volver su corazón al Señor, él ha mandado a su madre Nuestra Señora de Fátima, y la mandó para que a través del corazón Inmaculado de ella el Señor triunfe y triunfará. Nos la mandó para confirmar que Cristo está con nosotros y aunque pareciera que todo va para atrás como el cangrejo todos en Nicaragua vamos hacia adelante”.

“Hoy el Señor nos está diciendo a través de Nuestra Señora de Lourdes que está con nosotros, con Nicaragua y si Dios con nosotros quien contra nosotros”.

Por: Manuel Antonio Obando Cortedano.

Comments

0 thoughts on “Ofrecer toda enfermedad y sufrimiento por Nicaragua”

Write a Reply or Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.